Las analogías del espejo, el cristal y el reflejo en los ensayos críticos de Paul Valéry y T. S. Eliot

Contenido principal del artículo

William Díaz Villarreal

Resumen




Algunas analogi?as no so?lo sirven para ilustrar determinados feno?menos ligados a la naturaleza del arte: constituyen verdaderas ima?genes arqueti?picas en la conceptualizacio?n este?tica, pues dirigen la comprensio?n de los feno?menos arti?sticos. El espejo, por ejemplo, ha sido utilizado por la tradicio?n cri?tica desde Plato?n hasta el neoclasicismo como emblema de la visio?n mime?tica del arte; y la fuente, es a menudo usada para ilustrar la idea del arte como expresio?n de sentimientos y emociones. Asi?, la famosa imagen de Wordsworth, segu?n la cual la poesi?a es el “desbordamiento esponta?neo de sentimientos intensos”, se ha vuelto la imagen paradigma?tica del romanticismo. En te?rminos reto?ricos, las reflexiones cri?ticas y teo?ricas de Paul Vale?ry y T. S. Eliot pueden ser lei?das como respuestas a las implicaciones de esta imagen. Vale?ry, cuya pasio?n por las analogi?as y las meta?foras era idiosincra?tica, exploro? las posibilidades de la imagen del espejo y los feno?menos de reflexio?n y refraccio?n de la luz, y configuro? una este?tica intensamente impregnada de elementos narcisistas. Eliot, por su parte, abogo? por una poesi?a y una cri?tica que se distanciaran de las perspectivas mime?tica y expresiva, cristalizadas en su concepto de poesi?a metafi?sica. Como respuestas al desafi?o del romanticismo, las obras de ambos poetas constituyen formas de reencuentro con “lo cla?sico”.




Detalles del artículo

Sección
Artículos